Lunes, 04 de mayo de 2009

Doris Lessing. Traducción de Enrique de Hériz

 

Ediciones Folio 2004.

 

La edición que estoy leyendo no dice cuándo fueron escritos los relatos, ni tiene ninguna otra referencia o nota. Buscando información sobre el libro me encontré con que hay al menos tres tomos de “Cuentos africanos” de Doris  Lesing traducidos al español; ya no busqué en qué editorial. En algún comentario leí que esos libros reúnen cuentos escritos entre 1951 y 1975. En la edición que tengo hay un primer “copyright” de 1951,1964 para Doris Lessig, así es que me queda la duda sobre qué cuentos reúne el ejemplar que compré. Al fin de cuentas eso no tiene importancia, los relatos que ya he leído me parecen excelentes. Todavía me faltan de leer los últimos.

 

Los primeros siete cuentos son de entre siete y veintiseis páginas. Pintan diferentes aspectos de la vida rural africana. Los narradores son blancos (colonos) nacidos en África, la mayoría muy jóvenes (alrededor de quince años), solamente un cuento tiene como narradores blancos adultos. Esos cuentos presentan la visión de granjeros blancos o de sus hijos; a través de sus ojos el lector va descubriendo un África que se siente muy real, tanto en lo social como en lo geográfico y biológico. Se cuenta, por ejemplo, como parte de una narración mucho más amplia, el ataque de unas hormigas a un cervatillo moribundo al que matan definitivamente, pero en el contexto de lo que ese hecho motiva en los sentimientos y razonamientos del adolescente que contempla el ataque. Otro cuento narra el trabajo de dos escarabajos observado por la hija de unos granjeros, y hace sentir tanto el clima como la biología africana. En otro de los siete cuentos se habla de dos perros y de ahí brota la presentación de complejas relaciones sociales además de la descripción vívida y hermosa de paisajes africanos. En fin, me parecen muy buenos cuentos tanto en forma como en fondo.


Pero leí el octavo cuento de mi edición. Se llama “Hambre”. Es largo; ciento veintiseis páginas. Me parece una joya literaria. Indiscutiblemente para mí es el mejor de los ocho relatos leídos. Tengo tanto que decir sobre ese cuento que lo dejo para la próxima entrada. Sólo adelanto que todo el cuento está narrado por negros y por tanto trata de lo que ellos ven y cómo lo ven, sienten y viven. Ese es, creo yo, uno de los grandes aciertos del cuento. Los blancos sólo aparecen como referencia o telón de fondo; excepcionalmente aparece un blanco como punto de contraste. Ya diré más sobre el tema.


Publicado por mujermentirayel @ 8:07  | Ejercicios de ?l
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios