Mi?rcoles, 30 de abril de 2008

Lobsang Rampa, ediciones Troquel, Buenos Aires

Nunca había leido a Rampa. Los títulos de sus libros, ellos solos, me hacían pensar que no me gustarían sus escritos. Ahora que leí "Mi vida con el lama" ya sé que no me interesa volver a leer nada le Rampa.

El libro que comento le leí en diagonal. Tal vez las primeras cuarenta hojas o unas diez más la leí en su totalidad. Nunca descubrí a dónde iba el libro, que es la historia de una gata siamesa, supuestamente escrita o dictada por ella misma, maltratada en su infancia y juventud y muy amada en su vejez por el lama Lobsang Rampa.

Aprendí a amar a los animales ya casado. La mujer que me ha acompañado en los últimos treinta años me enseñó. Mi visión sobre los animales es muy occidental, basada en consideraciones biológicas sobre la cercanía evolutiva entre gatos, perros, hombres, mamíferos en general. La visión supuestamente oriental de Rampa sobre los gatos no añadió nada a la relación con ellos que otras ideas me han hecho tomar. Por otro lado he leído últimamente libros de autores "orientales" que muestran en serio aspectos importantes de su visión sobre el mundo y la sociedad. Me interesa mucho seguir leyéndolos, pero no a autores tan superficiales como Rampa.

Sólo para mostrar que sí leí el libro me pregunto: ¿por que el lama muestra odio, en el libro, hacia Canadá? Ama a los gatos, pero¿por que no también a los changos que en cambio al menos desprecia?
Todo el asunto referente a las comunicaciones telepáticas y a las cuestiones astrales no me dicen nada. Creo que ni por equivocación creería en ellas.


Publicado por mujermentirayel @ 6:09  | Ejercicios de ?l
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por User 1862930
Viernes, 04 de julio de 2008 | 8:38
Hola.
Has hecho bien dejando el librito de marras. Quiz? te sirva para nivelar una mesa o para fabricar avioncitos con sus p?ginas.
El pretendido Tuesday Lobsang Rampa, no era tibetano ni lama ni nada. Nunca visit? el Tibet ni habl? una sola palabra en tibetano.
All? por mediados de los '50 su primer libro (public? como 20) "El tercer ojo", se convirti? en un ?xito editorial. De ah?, a robar a dos manos inventando correr?as y situaciones diversas. Por momentos recuerda la serie Kung Fu (con pocas diferencias).
Cyril Hoskin, verdadero nombre de Rampa, fue un astuto farsante.

Saludos,
Marcelo