Viernes, 22 de junio de 2007
Un legionario romano destacado en Judea poco despu?s del a?o 30 d. C. vigila el camino que conecta a la villa de Gadara con su cementerio. Un d?a presencia un exorcismo efectuado por un joven rabino errante. La versi?n m?s compleja de esa historia viene en el Evangelio de Marcos (Mr 5: 1-20). Describe, desde el punto de vista del legionario, al endemoniado de Gadara y su curaci?n en un m?ximo de 1, 000 caracteres incluyendo espacios.

- He, he, he - la risa alegre de Tarquio salt? en medio del estruendo de cientos de puercos que corr?an enloquecidos hacia un lago y se precipitaban en ?l.
- ?De qu? se r?e, centuri?n? Lo que pasa es una tragedia. Vea la p?rdida de los due?os.
- ?No importa!, los due?os no son romanos y lo que hacen el loco y el joven que lo sigue no tiene nada que ver con nosotros.
- Pero hay que detener al loco que azuza a los animales por culpa del rabino que lo sigue.
- Tranquilo, legionario, el que persigue al loco no es rabino, aunque tambi?n debe estar loco. O por ser jud?o no quiere a los puercos. Pero qui?n sabe qu? gritan los dos, con los chillidos de los animales no se les entiende nada.
- Oiga, centuri?n, detenga a esos dos. Est?n matando a mis dos mil puercos ?Qui?n me los va a pagar?
- No exagere. Eran muchos puercos, pero no llegaban ni a quinientos. Adem?s poner orden en eso no nos toca a los romanos. Vaya y pida ayuda a sus autoridades. Y no me est? molestando, que ya es hora de mi comida.
Publicado por mujermentirayel @ 6:02  | Ejercicios de ?l
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por El...
S?bado, 30 de junio de 2007 | 6:56
Dijo mi hijo, el grande, despu?s de haber le?do el relato, que ese centuri?n no era tal, si no un polic?a defe?o.
?Extraordinario comentario! Yo lo sospechaba desde un principio, pero no lo quer?a aceptar. Me obligaba a creer que un romano del siglo I pod?a hablar como Poncho G?mez.