S?bado, 26 de mayo de 2007
Si se trata de que describa una pesera quien nunca la ha visto antes, ni ha tenido jam?s idea anterior de su existencia, tal usuario que lleg? del desierto circundante por primera vez a una avenida de la gran ciudad, cabalgando su burro que despu?s regres? a su pueblo volando, sin que por eso podamos decirle pegaso, escribir?a, despu?s de la experiencia de subirse al veh?culo aludido al inicio, algo como lo que sigue:

Me embiste una caja gigante. Sus colores ara?an mis ojos. Me brincan palabras bien raras desde un papel muy brillante. Se abre una puerta que corre; la caja vomita su carga: personas, bultos, sonidos, olores. Subo, me siento en un hueco peque?o, apenas alcanza para media nalga. La caja adelanta, mi silla se atrasa, se para la caja, mi banca se va pa?delante. El otro pasaje se queda bien quieto.
Publicado por mujermentirayel @ 7:35  | Ejercicios de ?l
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios