Viernes, 25 de noviembre de 2011

Parte de Guerra
Julio Scherer, Carlos Monsivais
Editorial Nuevo Siglo Aguilar 1999

El libro tiene tres partes. En la primera el periodista Julio Scherer García hace bien su trabajo. Narra cómo logró conseguir una serie de documentos importantes sobre el movimiento del 68 en México y reconstruye las condiciones sociales y políticas donde se dan los sucesos. Su trabajo es limpio y claro pero solo muestra lo que ya se sabe desde hace tiempo: la tozudez y miopía del régimen político de aquellos años.

La segunda parte la constituye la opinión escrita por uno de los involucrados, que en 1968 ocupaba la Secretaría de Guerra, y por una serie de partes de guerra que un subordinado estuvo mandándole en los días previos al dos de octubre y también ese mismo día. Tanto el escrito del general García Barragán como los partes oficiales muestran, al fin de cuentas, lo mismo que se deduce de la primera sección del libro.

El tercer apartado del volumen me parece que vale el libro y está constituido por un análisis del movimiento que hace Carlos Monsivais. Desde luego Monsivais no es ni comunista ni marxista; ciertamente tampoco es anticomunista y siempre mostró sus simpatías hacia los movimientos y revoluciones populares, aunque al final terminó criticándolos, siendo el caso más notable el de la revolución cubana, que apoyó decididamente durante mucho tiempo y finalmente la condenó como dictadura, pero, la verdad, sin mucha virulencia. Aunque yo había leído poco de Monsivais, por la postura que acabo de mencionar no era un autor que buscara leer. Sin embargo, algunos de sus artículos periodísticos realmente me gustaban por su chispa y por el extraordinario manejo del lenguaje que, con gran habilidad, retorcía para resaltar los aspectos que pretendía ridiculizar, lo que hacía con maestría y sobrada razón. El análisis que Carlos Monsivais hace del movimiento mexicano del 68 me sorprendió gratamente. Además de que la forma en que escribe es ágil e ingeniosa y que el uso del lenguaje me pareció excelente, el hecho de que ponga en el centro de los acontecimientos de junio a octubre de aquel 1968 la movilización estudiantil como la protagonista fundamental de lo sucedido y como lo indudablemente mejor que se dio entonces me pareció muy acertado. Lo importante, según Carlos, de los sucesos todos no es lo que se dijo, ni los fines expresos que se buscaban, ni mucho menos los planteamientos del gobierno al que muestra y demuestra como torpe, miope y represor. El éxito de los estudiantes y de la sociedad del Distrito General que los apoyó, según Monsivais, fue que se movilizó y la forma en que lo hizo, para buscar espacios de libertad, que por momentos armó con una gran y alegre creatividad demostrando una gran potencialidad y lucidez. Ese enfoque lo encuentro por primera vez y, entre muchos otros es el que me parece más adecuado, incompleto sí, seguramente, pero que señala acertadamente lo mejor del Movimiento Estudiantil del 68 en México.


Publicado por el_trampero @ 12:04  | Ejercicios de ?l
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios